M.D.I.H
Miguel Ildefonso
Editorial Zignos
LIma, 2005.

Con más de 25 años de vida cultural, el temido y querido jirón Quilca del centro de Lima se ha convertido en bastión de poetas, narradores, pintores, rockeros y bohemios de diversa especie. A este lugar le canta el autor en ocho textos donde el dolor, la intensidad del verso y las imágenes urbanas amenazan con hacer una mimesis total de su objeto. La calle del legendario bar Queirolo ya tiene pues en este poeta multifacético a su cantor predilecto (Revista SOMOS).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.