Un hombre feo
Pierre Castro
Borrador Editores
Lima, 2010

Quizás pienses, lector, que este libro tiene que ver con un hombre que anda por la vida con una bolsa en la cabeza. No es tanto así, nunca aparece tal personaje. En estos doce cuentos reunidos en Un hombre feo, los que sí aparecen son: un colegial que quiere incendiar su colegio, un niño que busca en los choclos frescos un gusanito para tener de mascota, una chica que piensa seriamente en meterse dentro de la maleta de un africano para conocer nuevos continentes, hasta un tío que se pregunta por qué el viejo Yaga de los Thundercats solo aparecía unos segundos en cada episodio. ¿Qué tienen en común estos personajes con el hombre de la bolsa en la cabeza? Se podría decir que han dejado de mirar el mundo para mirarse a sí mismos, pero no en busca de redención, sino de aquel fin que solo una sarta de héroes delirantes puede buscar: alegrar a todos aquellos que saben que los libros de autoayuda no ayudan en nada.

booktrailer Un hombre feo




Pierre Castro Sandoval (Trujillo, 1979)
Comenzó su carrera de narrador a los diez años contando los chistes porno que le enseñaba su tío Héctor. Su primer cuento lo escribió a los 16 cuando la chica que le gustaba lo comparó con un perro de peluche. Ahora su novia también cree que parece un perro de peluche pero él ya comprendió que eso es algo a lo que se le puede sacar provecho. Sus cuentos han sido publicados en las antologías Maldito Amor Mío, Más cuentos irónicos y Primeras Historias así como en los fanzines Heridita, Marc el Loco y Lithopia. Ha pertenecido a la Escuela de Escritura Creativa de la Católica y ha montado cabezas de pacazos sobre cuerpos humanos. Hace dos años abandonó la publicidad para dedicarse a la literatura y en cambio se dedicó al pan con queso y los dibujos animados. De los 46 textos que mandó a la editorial, fueron escogidos estos 12 que componen su primer libro de cuentos.  Actualmente escribe y dibuja en su blog http://huesohueso.blogspot.com/



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.